Chaco Berthet – Ramos Mejía: el acusado de matar al kiosquero lloró, pidió que no le den perpetua y se negó a declarar