Chaco Berthet – La fiesta en Olivos desnudó la lógica de poder de Alberto Fernández y su soledad para tomar decisiones