Chaco Berthet – Es el más longevo del mundo: tiene 123 años y contó su insólito secreto para vivir mucho